martes, 11 de noviembre de 2008

¿Quien va a cuidar a los gatos? Testimonio de Flor sobre su anorexia

Hace un par de semanas me enteré que tengo que dejar mi dpto. Esta será mi mudanza nro 17. Tengo 26 años y no tengo garantía de propiedad ni ahorro alguno. En Diciembre del año pasado me recibí de Licenciada en Administración, trabajo en Buenos Aires como secretaria y hace 8 años que me mudé desde la Patagonia para realizar mis sueños. No es la primera vez que no tengo ayuda de nadie pero espero que si sea la última. Mi familia no tiene casa propia y sus ingresos son inferiores a los míos. Tuve una infancia feliz hasta los 8 años que mi papá decidió abandonarnos. Desde ese momento mi vida fue un sufrimiento casi constante colmado de gritos de mi madre, abandonos de mi padre y con un padrastro violento que siempre nos recordó todo lo que nos daba y que la casa en la que viviamos no era nuestra sino de él. Toda mi adolescencia quise morirme, no entendía como la vida podía ponerme en una realidad de tanto desamor. En lo unico que me sentía valorada era en la escuela y me esforzaba horrores por ser la mejor alumna. En mi casa ni siquiera valoraban eso porque ya se habian acostumbrado. A los 12 años comenzaron mis problemas con la alimentación. Sinceramente no tenía ganas de vivir…mucho menos de comer. Literalmente quería desaparecer y casi casi lo logro. Tuve momentos en que mejoraba y momentos en los que llegaba a desmayarme 5 veces en un día. En los estudios médicos de rutina nunca me encontraban nada fuera de lo normal. No tenía anemia, menstruaba y no tenía indicios de ningun tipo de enfermedad conocida. A los 18 años me vine a vivir a Buenos Aires y soñé que terminaría la pesadilla de mi vida cotidiana. A los 19 falleció mi mejor amiga y mi mundo se derrumbó nuevamente pero a la vez tomé conciencia de lo que era la muerte. Cuando uno es adolescente no tiene ni la mas minima percepción de lo que es porque simplemente la ve muy lejana. Cuando muere alguien que realmente amas entendes el verdadero significado de un "nunca más". Me maldecí por haber querido morir tantas veces y juré nunca más desearlo. No lo logré.
Mi padrastro me echó de mi casa a los 20 años y viví un tiempo con unos tíos abuelos. A los 21 años me dijeron que ya era mayor y que debía vivir sola. Conseguí un trabajo y un dpto por un novio que apenas conocía. Al poco tiempo cambié de trabajo porque me pagaban poco y me trataban mal. El nuevo trabajo es el que hoy tengo y también lo conseguí a través de ese novio. La familia de mi ahora ex novio no me quiso por no ser de una familia tipicamente constituida, por no ser judía y por no tener dinero. Cuando mi novio decidió mudarse conmigo lo despidieron de la fábrica del padre. La presión que sentimos nos llevó a distanciarnos por un tiempo. Conseguí otro dpto por unos amigos y creí que las cosas iban a mejorar. Cada día estaba mas flaca y los fines de semana eran una tortura. Me agarraban imparables depresiones, me sentía muy sola, como siempre. El marido de una amiga me solicito que consultara con una psiquiatra amiga de él. Me diagnosticaron Anorexia Nerviosa y Depresión Ansiosa. Grado grave de desnutrición (llegué a pesar 38 kilos y mido 1.57 mts)y potencialidad de ser paciente de diálisis. Lo que más me movilizó fue la posibilidad de que no pudiera tener hijos nunca si no me curaba a tiempo. Lo peligroso fue que nunca tuve sintomas ni se podía descubrir en los análisis rutinarios. Podría haber muerto pero luche por vivir. Paradójico no?
Me solicitaron tomarme 3 meses de licencia médica e incluso internarme. No tenía esa posibilidad. Todo lo que tenía dependía de mi trabajo y no podía darme el lujo de perderlo. Junté fuerzas y seguí con mi trabajo y mi carrera. Por un tiempo volví con mi ex novio a quien le debo la vida. Me recuperé bastante. El tratamiento es largo (y muy caro) y al principio es muy duro.Vivía con sueño por los antidepresivos, no tenía coordinación en la motricidad fina y no podía concentrarme demasiado. Hoy dos años después sigo con análisis y mucha medicación. La anorexia está bastante controlada a pesar de que debo admitir que cuando estoy mal lo primero que me pasa es no querer comer, con la diferencia que hoy me obligo a hacerlo porque quiero vivir. Mi cuerpo no está produciendo Serotonina que es la hormona que regula los actos impulsivos y la capacidad de disfrutar de la vida, el humor, entre otras cosas. Hace dos semanas me enteré que tengo que desarmar la primer casa a la que me hizo feliz volver. Tengo muchas cosas que compré con mis aguinaldos y mucho esfuerzo pero lo más importante es que tengo 3 gatos a quienes también y, hoy más que nunca, les debo la vida. Frida, Uma y Freud. Cuando ya no me quedan fuerzas para seguir los miro y pienso que tengo que seguir por ellos, por mis hermanos y por mi amiga que no tuvo la posibilidad de elegir no estar y amaba vivir. Mis gatos me dieron el amor que mi familia no pudo. Me esperan cuando llego, me hacen sentir importante, dependen de mi, me necesitan y me miman como ningun otro ser. Muchos podrán pensar que estoy loca…puede ser pero encontré una razón para seguir peleandola cada vez que la vida me pone estas pruebas. La anorexia no es una enfermedad superficial. No es una moda y mucho menos se trata únicamente de tener ganas de ser flaca. La anorexia es un suicidio lento (ganas de morir) que puede tener muchos origenes. La vida es HERMOSA.Valorala, no todos pueden elegir vivir. Buscá motivos para seguir peleandola y yo te prometo que va a valer la pena. Aunque estes sola como yo con eso basta para que sigas viva porque no hay ni habrá otro ser como vos jamás. Que la anorexia no sea una moda, elegí vivir.

Flor.

6 comentarios:

Pilarcita dijo...

Es tan dificil creer que la vida es hermosa cuando estas deprimida... Solo parecen palabras vacias y sin sentido! Pero cuando te recuperas es como si despertaras de un sueno, no? todo se siente diferente, se ve diferente. Lo se.

Que bueno tengas a tus gatos para hacerte feliz.
Abrazos.

Flor dijo...

Pueden creer que mi famiia me reprochó por estas palabras y por no haber agradecido lo que SI pudieron darme?Quiero aclarar que tuve muchos ANGELITOS en mi vida, muchos en mi flia(tíos,etc), mis AMIGAS a quienes AMO, mucha otra gente que es muy injusto no nombrar pero sinceramente no podía escribir en tan pocas palabras TODO lo que fue mi vida.Me disculpo con quienes no nombré y si algún día edito el libro que estoy escribiendo obviamente que les contaré mejor quienes estuvieron y en que momentos.Gracias igual a todos.Gracias Pilar, sos un amor.

Miryam dijo...

Hola Flor....a los gatos los vas a seguir cuidando ´Tú ...porque eres importante, porque eres valiosa como ser humano, porque estoy segura que siempre al final del camino cuando todo nos parece estar en tinieblas , aparece un rayo de Luz, es tu fuerza, es tus ganas de vivir, es esa luz que llega del fondo de tu corazòn, es tu fé y es la esperanza por querer vivir una nueva vida.
Por favor no aflojes, como dice mi hija vanessa, SI SE PUEDE, estoy segura que vas a lograrlo, no te sientas sola, y no estás loca por querer a tus tres gatitos, al contrario ellos te dan la fuerza que muchas veces los seres humanos no somos capaces de dar, yo tengo a tres adorables perritas, Musa, jora y Almita y realmente se han convertido en parte de mi vida, Vamos Flor todo va a mejorar, cuenta con mi amistad y mi apoyo,

con mucho cariño

Miryam

Tula dijo...

Animo, saldrás de ésta. Yo todos los días agradezco a mis gatitos las fuerza que me dieron cuando quise morirme. Sabían que yo estaba triste y me miraban con dulzura como preguntándome "si nos faltas tú ¿qué será de nosotros? sin ti nada será igual"... Y mira, el tiempo ha pasado, yo estoy bien y lo mejor es que hoy estamos todos juntos, dándonos ánimos cada día.
Piensa que estás pasando una mala racha y seguro que se pasará. Ánimo y suerte, verás que pronto volverás a sonreir.

Flor dijo...

Tula, Pilarcita y Myriam:Les agradezco muchisimo sus palabras de aliento y les cuento que hace tres años estoy en tratamiento. Ya logrè volver a mi peso normal y lo mas importante es que hoy soy mas feliz que nunca en mi vida. Todo esto llevò mucha constancia y voluntad. Nadie sale de una enfermedad de este tipo si no quiere realmente hacerlo. Es importantisimo el apoyo de todos los seres queridos pero a ellos les digo tb que si la persona enferma no quiere curarse poco es lo que van a poder hacer por lo que deberàn ayudarlos sobre todo a valorar la vida, a reencontrarle sentido y a quererse mucho. Esto es lo mejor que quienes tienen alguien enfermo cerca pueden hacer por ellos. Les mando un cariño enorme y estoy aqui por cualquier consulta que tengan. BESOS!

Tula dijo...

Ya ves Flor!!!?? y ahora lo importante que es? que ya estás bien y que tus gatitos tienen la mejor dueña que podrían tener, ¡¡¡y que están todos juntos!!! cuando te sientes un poco triste piensa "es una mala racha que se pasará" a mi eso me ayuda siempre... ¡y mis gatitos conmigo claro! ¡para siempre juntos!
Saludos. Felicidades.